Descripción

Solinum es una asociación cuya misión es proporcionar herramientas a los actores solidarios. En particular, ofrece una guía digital con referencias a lugares y servicios útiles para las personas en situación de precariedad.

Contexto

La Fundación Abbé Pierre calcula que en 2020 habrá cerca de 300.000 personas sin hogar en Francia, el doble que en 2012 y casi el triple que en 2001. A esta cifra hay que añadir los entre 5 y 8 millones de personas que viven por debajo del umbral de la pobreza. 

Los principales problemas a los que se enfrentan estas personas hoy en día son

Falta de acceso a la información: cada día, todas estas personas se enfrentan a una o varias de estas preguntas: ¿Dónde comer? ¿Dónde descansar? ¿Dónde poner el equipaje? ¿Dónde y cómo realizar los trámites? ¿Cómo acceder a la vivienda? Estas dificultades de acceso pueden tener un terrible impacto psicológico en los más desfavorecidos: debido a la ausencia o a la falta de calidad de la información, se sienten abandonados, o incluso «descarriados», y pueden desanimarse a buscar ayuda;

Falta de datos centralizados: frente a un gran número de iniciativas de solidaridad, los actores y beneficiarios de la solidaridad se ven ahogados en un flujo de información que no siempre está actualizado o completo;

Falta de datos objetivos sobre la acción social: Los responsables de la toma de decisiones, tanto de las asociaciones como de las instituciones, necesitan datos objetivos para no cegarse en la lucha contra la exclusión. 

Detalles técnicos y operativos

En 2016, Victoria Mandefield creó Solinum con el objetivo de centralizar y dar a las personas sin hogar acceso a la información para acceder a sus derechos. Para diseñar la solución más pertinente posible, Solinum realizó un estudio nacional sobre la precariedad y lo digital. La asociación descubrió que el 71% de las personas sin hogar tiene un teléfono inteligente, y que el 55% se conecta a Internet todos los días, aproximadamente. Sin embargo, los dispositivos digitales existentes no están adaptados a sus necesidades y no tienen en cuenta las especificidades de esta población (brecha digital, ergonomía, analfabetismo, diversidad lingüística, etc.). 

La idea de Solinum era, por tanto, utilizar las innovaciones que ofrece la tecnología digital para facilitar el acceso a las necesidades básicas y facilitar la reintegración. 

Teniendo esto en cuenta, Solinum ha creado Soliguide, un mapa de acción social para orientar eficazmente a las personas vulnerables. 

El desarrollo de Soliguide se basa en tres pilares: 

  • Centralizar los datos sobre la acción social y las necesidades de las personas en situación de precariedad
  • Poner los medios para actualizar estos datos de forma eficaz
  • Desarrollar medios de comunicación adaptados a los distintos públicos para acceder a ellos.

En concreto, Soliguide adopta la forma de una plataforma digital de libre acceso que enumera los lugares y servicios útiles para las personas con dificultades. El objetivo es facilitar el acceso a los servicios básicos (alimentación, higiene, salud, equipamiento, etc.) y luego abrir el camino a los servicios de reinserción existentes en la zona (campos de trabajo de reinserción, cursos de francés, etc.).

Disponible en varios idiomas, la guía es accesible tanto para los beneficiarios como para sus acompañantes. Los resultados pueden filtrarse en función de las personas a las que se quiere orientar. De hecho, las estructuras para las mujeres, las familias, los solicitantes de asilo, etc. no son siempre las mismas.

Todos los proyectos desarrollados por Solinum se elaboran en estrecha colaboración con los beneficiarios y los profesionales de la acción social para adaptarlos a la heterogeneidad de situaciones y territorios. La mayoría de los trabajadores sociales cree que Soliguide ahorra tiempo y facilita su trabajo (estudio de medición del impacto 2021, Solinum). La calidad de la información, exhaustiva y actualizada, permite crear un vínculo de confianza entre los cooperantes y sus beneficiarios.

La información disponible en Soliguide también se distribuye en forma de plug-in en el sitio web Croix-Rouge bonjour, la plataforma de acogida, información y apoyo de la Cruz Roja Francesa a las personas que huyen de Ucrania.

Despliegue e impacto

Actualmente, Soliguide cubre los siguientes departamentos: París, Hauts-de-Seine, Seine Saint-Denis, Yvelines, Val-de-Marne, Val-d’Oise, Bas-Rhin, Gironde, Alpes-Maritimes.

Desde 2017, Soliguide ha referenciado más de 13.000 estructuras y 32.000 servicios. En 2020, se registraron más de 400.000 búsquedas en el sitio. 

Además, el equipo de Soliguide ha descubierto que la guía es un medio eficaz para combatir la saturación del 115, el número de emergencia del Samu Social que gestiona la acogida de las personas sin hogar. En concreto, el uso de Soliguide ahorra una media de 4 minutos por cada llamada que requiere derivación (es decir, el 12% de las llamadas al 115, de una muestra de 200 llamadas).

Tras el lanzamiento de una convocatoria de manifestaciones de interés por parte de los actores de la solidaridad en Francia, la asociación tiene previsto ampliar Soliguide a las capitales regionales en los próximos dos años.